¡Hola!

¡Hoy toca encender el horno! Me gusta mucho hacer esta receta porque gusta tanto a pequeños como mayores. La bechamel siempre le da un toque riquísimo y es perfecta para celebraciones, especialmente si quieres ir más allá de la típica tortilla de patatas o las croquetas.

Ingredientes:
2 hojas de hojaldre
8/10 lonchas de jamón york
75gr de queso rallado tipo emmental
30gr de mantequilla
30gr de harina
250ml de leche
50gr de nueces de pecán trituradas
1 huevo

Preparación:
Lo primero será hacer la bechamel, para ello pondremos en una olla la mantequilla y una vez que esté desecha añadimos la harina y no dejamos de mover con una varilla. Cuando se haga el roux, esa especie de pegote amarillento, añadimos toda la leche y comenzamos a darle vueltas hasta que hayamos conseguido la textura que queremos de nuestra bechamel, para esta receta se recomiendo espesita. Añadimos las nueces trituradas, sal y pimienta. Ponemos el horno a calentar a 200ºC. Extendemos nuestra primera masa de hojaldre y ponemos una capa de bechamel, otra de jamón y otra de queso. Así hasta acabar con los ingredientes. La tapamos con nuestra otra masa de hojaldre y la cerramos. Pintamos con huevo batido y al horno unos 15 minutos o hasta que el hojaldre ya este inflado y dorado.