Historia de las Nueces Pecán

Fue a finales del siglo XVII con la colonización de españoles y franceses cuando se comenzó a comercializar la nuez de pecan. El potencial económico de estos nogales hizo que, a principios de siglo, se llevaran a cabo plantaciones en el norte de Méjico y unos años más adelante a lo largo del Golfo de Méjico. En un primer momento se exportaba el fruto seco a las Indias Occidentales y más tarde llegaría también a Europa.

En pleno siglo XXI, la comercialización de la nuez de Pecan está cada vez más extendida, aunque en países como el nuestro no sea aún muy popular. Ese es uno de los objetivos de Pecan del Sur, poner al alcance de su mano este fruto seco tan preciado por nuestros antepasados.

La historia de la nuez de Pecan se remonta a muchos siglos atrás. Se trata del único nogal originario de Estados Unidos y su nuez está considerada como la especie de producción más valiosa de ese sub continente. Su nombre, de origen indio, la describe como “la nuez que requiere una piedra para romperse”.

El clima perfecto para estos árboles debe ser una combinación de calor y frío, para descanso invernal, pudiendo llegar a aguantar temperaturas muy bajas. Gracias a su excelente sabor las nueces fueron ampliamente utilizadas por los nativos americanos como fuente principal de alimento, en el apartado de Valor Nutricional puedes encontrar información más detallada sobre las propiedades de la nuez de pecan.